Económicas

Argentina, Para crecer debemos cambiar

En busca de las tantas respuestas a la situación económica y social en que se encuentra nuestro país, Portal Avellaneda se acerca a los profesionales que desde su visión académica nos cuenta y nos brinda su mirada

06 de agosto de 2016
Lic. Mario Cohen
1107

-Estamos con la Doctora  Diana Mondino y vamos a comenzar a charlar sobre uno de los temas centrales hoy de la economía  

-Uno de los temas más importantes tema que es el valor del dólar que es extremadamente importante en Argentina, porque cumple funciones que no puede cumplir el peso como moneda. La moneda es algo que sirve como refugio de valor, como unidad de cuenta. Como unidad de cuenta sirve cuando se refiere a las transacciones inmediatas, pero para aquellas transacciones que se vayan a cancelar en el futuro, una de las partes va a quedar desconforme porque no sabemos cuánto va a valer. En otras palabras, esas transacciones se deben cancelar en un muy corto plazo. Como reserva de valor el peso tampoco ha cumplido su función en los últimos 16 años, porque si uno guarda un peso, cuando lo vaya a necesitar porque quiere hacer una transacción, como cambiar el auto, o por alguna necesidad familiar como puede ser un hijo, el peso no ha mantenido su valor. Solamente el dólar ha mantenido su valor. Esto no significa que el valor del mismo no pueda fluir, puede subir o bajar, aunque estamos acostumbrados que a que solo subía, en los últimos seis meses también estamos aprendiendo que puede bajar.    

“El peso muchas veces no cumple la función que debería cumplir como reserva de valor”  

-La diferencia que nosotros notamos es que a veces resulta incompatible cuando se trata del valor de las exportaciones  

-El tema más relevante ahí es que hay que pensar cuando ha bajado el dólar en Argentina y por qué. Desde el 2002 para acá hubo inflación de forma permanente, en los 90 tuvimos una paridad, entre los 60 y los 90 también hubo una inflación muy variada, pero inflación al fin, también tuvimos hiperinflación. Pero siempre subió.  

Este es el primer experimento que hacemos y que vivimos en donde el dólar tiene una flotación sucia, porque el BCRA, no lo libera del todo. A lo que hace referencia es que si el dólar es un obstáculo a las exportaciones, hay que mirarlo en un contexto más amplio.  Hoy el dólar está casi libre, porque cada muy poco el Banco Central interviene, el dólar baja cuando hay gente que quiere vender dólares que gente que quiere comprar. A esto hay que sumar cuando Argentina logre tener un saldo de balanza comercial positiva, esto quiere decir que haya más exportaciones que importaciones ocurre que entran más dólares por las exportaciones que lo que salen por las importaciones. Adicionalmente y transitoriamente en estos primeros seis meses del 2016 ha ocurrido que tanto el gobierno nacional como los provinciales han hecho fenomenales, gigantescas emisiones de bonos de deuda en dólares que han tenido convertir a pesos. También hay que sumar la notable entrada de dólares por exportaciones que estaban detenidas pesadas desde el 2013 hasta el 2015, más esta entrada de dólares. Entonces el escenario es así, no hay suficientes interesados en mantener los dólares, porque no tienen tanto uso, porque no había tanta importación por esto baja. Pero aun así, ambos fenómenos son transitorios, pensemos que tanto el salto en exportaciones es porque el gobierno anterior tenía prohibido exportar. Aparte de las exportaciones agropecuarias, se les suma las de carne, maíz, trigo, técnicamente la Secretaría de Comercio, no permitía exportar. Como ahora esto es posible las exportaciones saltaron de forma compulsiva y aumentaron. Tampoco podían emitir las provincias. Ahora bien, las grandes exportaciones que no se podían hacer, ya se hicieron, también las grandes emisiones de deuda por parte de las provincias ya se hicieron, Salta, Córdoba, Buenos Aires, han sido muy grandes,  esto quiere decir que hoy la oferta de dólares va a ser menor a partir de ahora, es posible, que las provincias necesiten emitir deuda, pero siempre va a ser menor en el fluyo, esto quiere decir que más adelante ya no va a haber tanta oferta de dólares. La pregunta es ¿Hará esto que suba? Y depende, la gente va a necesitar más dinero y porque para eso debe haber más pesos para que la gente tenga la necesidad de guardar o de  importar. A todo esto se le suma que el Banco Central está llevando a cabo una política monetaria bastante restrictiva. Hoy ya no hay tantos pesos en la economía.  

-¿Por esto podemos decir que se está hablando de estanflación? Pero seguimos teniendo inflación y la economía está retenida  

-Es cierto pero hoy tendríamos una inflación mucho más alta si el Central no estaría haciendo esto. Hoy el gobierno debe elegir entre dos males, más inflación o más recesión, en este momento se busca una recesión la menor posible y de ir moderando las expectativas inflacionarias. El equilibrio entre actividad económica e inflación es extremadamente difícil, para que exista actividad económica se necesita que haya mercados de exportación que se están empezando a  volver abrir y el cliente interno, o sea gente con dinero en el bolsillo. Solo es posible venderles a dos clientes el consumidor interno y el externo. El consumidor argentino viene golpeado, en los últimos 5 años la capacidad del consumidor local se viene deteriorando notablemente y los externos, necesitamos más mercado externo, que se tiene que ir abriendo de forma paulatina. Lo más tremendo es que no nos dábamos cuenta del deterioro del consumo interno. Como ejemplo, el más doloroso, el tema de las tarifas que han generado tantas protestas hoy en dólares son sustancialmente y sensiblemente más bajas o similares de las que había en los años 90, en esos años todo el mundo podía pagar las tarifas, ya sea luz o teléfono y hoy con precios similares o menores, sin embargo hoy a todo el mundo le cuesta pagarlas, esto demuestra el deterioro que ha sufrido el salario real, también demuestra como cambió la composición del gasto. La gente prefiere gastar en otra cosa, que no sea gasto luz y gas y teléfono.

  “Hoy nuestra economía tiene una inflación muy difícil de manejar”  

Diana Mondino es Profesora de Finanzas y Directora de Universidad del CEMA. Asimismo, es Directora Independiente y miembro del Comité de Auditoría de Pampa Energía S.A. En 2008 obtuvo la medalla de Plata en el concurso de Innovadores (New Thinkers) para portar la Antorcha Olimpica para las Olimpiadas Beijing 2008, en China. Hasta 2005 Diana fue Region Head para Latinoamérica de Standard & Poor´s, con sede en Nueva York. Sus responsabilidades incluían supervisar todas las operaciones la compañía en la región, con sede en cuatro oficinas: Buenos Aires, San Pablo, Méjico y Nueva York, como así también al equipo de analistas soberanos, corporativos, instituciones financieras y de productos estructurados. En 1991, había fundado la empresa Risk Analysis, Calificadora de Riesgo, que fué parte integral en el desarrollo de mercados de capitales en Argentina. La compañía fue adquirida por Standard & Poor´s en 1997 Anteriormente, Diana fue Directora del primer Master en Dirección de Empresas que se dictara en CEMA Argentina, en 1987. Diana es Lic. En Economía por la Universidad nacional de Córdoba y Master in Business Administration; Major in Marketing and Finance en IESE, España.        

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre la nota. ¡Sé el primero en comentar!

Nosotros recomendamos